Manual para hacer hamburguesas vegetales caseras

Las hamburguesas vegetales son una opción estupenda para comer verduras, legumbres y cereales de una forma distinta y más apetecible. Ideal para niños, tanto veganos como no veganos o incluso para aumentar la ingesta de verduras en población no vegana. Una buena manera de aportar proteína vegetal con una forma a la que estamos habituados desde siempre y que por ello nos resulta muy agradable de comer.

En primer lugar avisaros que cuando suelo hacer estas hamburguesas no suelo buscar que sepan o tengan textura de carne. Principalmente porque las combinaciones que te voy a ofrecer son mucho más amplias, variadas y las hamburguesas que saldrán de aquí serán mucho mejores que limitarnos a lo de siempre.

¿Has intentado hacer hamburguesas caseras y han sido un desastre? ¿Se te pegan? ¿Tienen poca consistencia? ¿Se te rompen al darles la vuelta? ¿Se te quedan demasiado pegajosas y no puedes manejarlas? Vamos a intentar daros unas pautas básicas para que podáis hacer cualquier hamburguesa vegetal con lo que tengáis en la despensa. Hay muchas más formas de hacer hamburguesas, estas pautas no son únicas, pero son las que yo uso siempre y me funcionan genial. Empecemos por los ingredientes:

¿Qué ingredientes podemos usar?

Aporte proteico

Por una parte usaremos los ingredientes que aportarán principalmente proteínas. Se basarán principalmente en legumbres y derivados: Garbanzos, lentejas, alubias blancas, moradas, frijoles negros, azukis etc. Como derivados podéis usar soja texturizada, tofu o tempeh etc. Todos estos ingredientes además de proteínas, aportan sabor y textura, pero si los utilizamos solos las hamburguesas no siempre serán suficientemente consistentes y es probable que se nos rompan en la sartén por lo que tendremos que añadirle ingredientes que nos ayuden a aglomerar.

Verduras

En el segundo grupo vamos a hablar de las verduras. Este grupo, como todos, es opcional pero es muy interesante para el aporte de sabor, jugosidad y nutrientes. La cebolla y el ajo van a ser nuestros grandes aliados, su sabor funciona siempre genial y sirven como una base estupenda. El pimiento, la berenjena, puerros, espinacas, champiñones, zanahorias, calabacines, setas, calabaza, brocoli, coliflor etc. Todas estas verduras y las que se te ocurran aportan serán un complemento perfecto. A mi me encanta sofreírlas previamente a fuego bajo ya que así conseguimos un sabor caramelizado o asarlas al horno con piel casi hasta quemarlas para darle un toque ahumado. Rallarlas o picarlas de forma muy fina es la forma en la que a mi mas me gusta introducirlas. Ten en cuenta que soltarán liquido y hará tu masa más blanda.

Cereales y tubérculos

El arroz, mijo, quinoa, bulgur, patatas, boniato también son una opción fantástica para aportar sabor y textura aunque no todos ayudan a compactar la hamburguesa.

Frutos secos y semillas

Los frutos secos, serán también un buen grupo de alimentos para añadir a las hamburguesas. Son altos en proteínas y aportaran un toque crujiente.. Las pico con mortero para que queden trocitos. ¡Me encanta encontrármelos! Pistachos, anacardos, piñones, pipas y nueces son estupendas opciones. Las almendras me gusta añadirlas en polvo ya que al cocinarlas y tostarlas les sacamos un sabor increíble. Las semillas molidas e hidratadas en agua pueden ser nuestras aliadas a la hora de imitar el huevo y aglomerar la masa: Lino y chia son mis favoritas, una cucharada de semillas molidas por 6 de agua nos darán una textura ideal, tras un breve reposo.

Especias y otros saborizantes

Antes de llegar al grupo de ingredientes que es más importante para conseguir consistencia en las hamburguesas vamos a hablar un poco de las especias. Con la misma materia prima, las especias se van a encargar del sabor y podemos hacer dos hamburguesas completamente distintas. Orégano, tomillo, romero, comino, albahaca, pimentón, sazonador sabor pollo, sazonador sabor barbacoa…Hay mil combinaciones posibles… Otros de mis ingredientes estrella para el aporte de sabor son el vino, el humo liquido, salsa de soja y la levadura nutricional. También puedes aportar sabor con tu salsa favorita: Barbacoa, salsa inglesa, ketchup, vinagre, limón etc.

Aglomerantes ¿Cómo consigo consistencia?

Llamar a esta sección aglomerantes es simplificar mucho, ya que estos ingredientes también aportan proteínas, nutrientes y textura, pero supongo que llevaréis todo el articulo esperando que os cuente como conseguir una buena consistencia en vuestras hamburguesas para que no se os rompan😅 El gluten, la harina de maíz, la harina de arroz, la avena (a mi me gusta usar la fina o triturar la gruesa), el pan rallado, la harina de garbanzo o incluso la miga de pan son ingredientes que nos van a ayudar a aglomerar y dar textura y evitar que se rompan. No aportan un sabor predominante pero nos harán mucho más fácil el manejo de las hamburguesas.

Hamburguesas vegetales del blog Danza de Fogones

Trucos

-Para formar la hamburguesa podemos usar un molde de hamburguesas o usar las manos. El molde permite presionar más la masa y conseguir una textura más firme. Yo lo uso poniendo siempre film para facilitar su limpieza y manejo.

-En caso de usar las manos debemos manejar la masa con las manos untadas en aceite o en agua para evitar que la masa se nos pegue y podamos darle la forma deseada.

-Para conseguir una hamburguesa tan consistente que pueda cocinarse incluso en la parrilla. Lo ideal es usar gluten de trigo, cocinar al vapor durante 20 minutos las hamburguesas y dejar enfriar. Al enfriarse la consistencia será perfecta. Puedes hacerlas en ese momento o congelarlas y reservarlas para una ocasión especial.

-Las masas muy blandas pueden mejorar su textura al congelarlas durante 1 hora. Para cocinarlas, se puede hacer sin descongelar previamente.

-Si la masa es demasiado blanda o pegajosa, podemos añadir más cantidad del ingrediente aglomerante que estemos usando.

-Si la masa es demasiado seca podemos añadir verduras o algún elemento liquido, como una salsa para garantizar su jugosidad.

-Lo ideal antes de manejar y formar las hamburguesas es reposar la masa 30 minutos. Algunos ingredientes como la avena o el gluten se vuelven mucho más manejables tras el reposo y la mayoría de sabores se asentarán mejor.

-A mi me gusta preparar la masa para las hamburguesas y cocinar una mini-hamburguesa en la sartén para comer en el momento. En ese punto compruebo su consistencia y pruebo de sabor por si es necesario corregir algo.

-Casi cualquier hamburguesa vegetal se puede congelar sin problema, por lo que es muy buena idea hacer un batch cooking de hamburguesas y preparar algunas variedades para congelar e ir usando en el día a día.

Hamburguesa de lentejas y arroz del blog de La Gloria Vegana

¿Por donde empezamos?

A partir de aquí las combinaciones son infinitas. Podemos hacer hamburguesas con 3 ingredientes. Por ejemplo, con copos de avena, especias sabor barbacoa y agua tienes la hamburguesa más barata que te puedas imaginar. Sorprendentemente a pesar de su sencillez no es para nada una mala opción, es sabrosa, se maneja con facilidad y es alta en proteína. Sin embargo, es una pena no aprovechar todos los ingredientes que tenemos a nuestra disposición y ponernos a crear maravillas. Dado que el blog es muy reciente todavía no tengo recetas propias subidas. Aún así os añado a continuación una lista con algunas de mis recetas de hamburguesas favoritas de otros blogs, aunque siempre os animo a innovar y hacerlas a vuestro gusto:

Hamburguesas vegetales (Danza de Fogones)

Hamburgesas de lentejas y arroz (La gloria vegana)

Hamburguesa de soja texturizada (Dimensión vegana)

Hamburguesa de calabaza y remolacha (Mute food)

Crispy Vegan Burger (Begin Vegan Begun)

Hamburguesas de alubias negras (Creativegan)

Resumen

Aporte proteico

Garbanzos, lentejas, alubias blancas, moradas o negras, tofu, tempeh, soja texturizada etc.

Verduras

Cebolla, ajo, champiñon, pimiento, berenjena, calabacin, puerro, espinaca, zanahoria, setas, calabaza, brocoli etc.

Cereales y tubérculos

Arroz, mijo, quinoa, bulgur, couscous, patatas, boniato etc.

Frutos secos y semillas

Pistachos, anacardos, piñones, almendras, cacahuetes, pipas, nueces, lino, chia, sésamo etc.

Especias y otros saborizantes

Orégano, tomillo, romero, comino, albahaca, pimentón, sazonador sabor pollo, vino, humo líquido, salsa de soja, tamari, levadura nutricional, salsa barbacoa, salsa inglesa, ketchup, vinagre, limón etc.

Aglomerantes

Gluten, harina de maíz, harina de arroz, avena, pan rallado, harina de garbanzo, panko etc.

Espero que os haya servido de ayuda el articulo y quedo a vuestra disposición en comentarios para resolveros dudas. Un abrazo 🙂

9 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =